¿Cuántas veces has estado en un restaurante sentado para comer y al abrir la carta te han entrado ganas de salir corriendo? En AM&S estamos seguros que más de una vez. Cartas sucias, grasientas, anticuadas, cartas que no parecen tener fin y en las que te entra empacho mental simplemente de mirarlas por la infinidad de platos que en ellas albergan.

Sí alguna vez te has encontrado ante una de estas situaciones y tienes un restaurante, es hora de activar el ojo clínico y analizar sí las cartas de tu restaurante hacen sentir igual de incómodos a los comensales que van a comer a tu casa de comidas. ¿Estás listo para ser autocrítico? Comenzamos…

La carta de un restaurante forma parte de uno de los elementos más importantes de un local de hostelería. En ella se recoge la esencia del local, el origen del mismo, los platos que van a pedir… por tanto ha de ser atractiva y resultar apetecible para poder despertar el interés del cliente.

Imprescindibles para cartas de restaurante atractivas

Para que la carta de tu restaurante sea atractiva simplemente deberá seguir una serie de pautas que te detallamos a continuación:

requisitos carta de restaurante
¡Como los chorros del oro! Limpia y cuidada

La carta de tu restaurante ha de estar siempre limpia para el comensal y presentar un aspecto cuidado y aseado, ya que ello dice mucho del nivel de exigencia de limpieza de tu negocio. Cuando una carta de restaurante tiene aspecto sucio y descuidado, lo primero que se le puede pasar al comensal por la cabeza es -Sí la carta está así…¿Cómo estará la cocina?-. Así que mucho ojo la presencia de las mismas, y si están muy anticuadas es hora de darles una renovación.

¡Al grano! Corta y concisa

No te andes con rodeos. Una carta de restaurante corta y concisa es la mejor propuesta gastronómica que puede ofrecer un restaurante, ya que ello además de poder gestionar mejor la cantidad y variedad de producto, tus comensales no tendrán que perderse entre platos y platos sin sentido, en el que la mayoría suenan igual. Lo ideal es preparar un menú equilibrado en variedad con unas 5 o 6 propuestas por sección, rico fresco y atractivo.

¡Sí, esto se lee así! Formato sencillo

El formato de la carta ha de ser sencillo y legible, para que todo tipo de comensal que entre a nuestro restaurante y coja la carta sepa perfectamente entender lo que pone sin necesidad de realizar un algoritmo de álgebra. El formato hace referencia también al formato material de la carta de restaurante. El comensal, cuando se siente en la mesa ha de saber identificar que lo que tiene enfrente es la carta, por lo que está bien innovar y ser original pero de manera coherente, ya que sí te pasas de innovador puede que tanta creatividad no llegue a entenderse por el cliente que tienes sentado.

¡Con estilo! Acorde a la imagen corporativa de tu empresa

carta de restaurante bonita

Es totalmente imprescindible que la carta de tu restaurante sea acorde a la imagen corporativa de tu empresa.  La carta ha de mantener la imagen del local, de la fachada, del logotipo. Todo ha de guardar una conexión y seguir una coherencia, ya que ello forma parte de tu marca, y por tanto de las sensaciones y experiencias que vive el comensal al entrar a un restaurante y disfrutar del ambiente, del entorno, de los platos y de todo elemento del entorno.  Y la carta por tanto, no puede ser menos, así que sí tu carta no transmite esa esencia de marca que se palpa en todo el resto del local, es hora de darle una vuelta y conectarla con el ecosistema que la rodea.

¡Para tod@s los gustos! Adaptada para alérgenos

A pesar de que la Normativa Europea que obliga a empresas de Hostelería y Restauración a informar a los comensales sobre los alérgenos regulada por el Reglamento 1169/2011 lleva activa varios años, a día de hoy son muchos los restaurantes que siguen sin actualizar sus cartas de restaurantes y sin marcar los alérgenos de cada uno de los platos. Cada día existen más personas que sufren algún tipo de intolerancia a la lactosa, el huevo, el gluten, los frutos secos, etc, por lo que indicar en nuestra carta los alérgenos de cada plato ayudará al comensal a poder saber qué puede y no puede comer sin necesidad de hacerle un examen completo a nuestros camareros, lo que por un lado agilizará el movimiento de sala y así el comensal estará tranquilo de que lo que consume no tienen ningún ingrediente que pueda perjudicar a su salud.

Sí tienes un restaurante y te ha salido 5/5 estás aprobado, si no, ya es hora de poner tus cartas al día para que estén a la misma altura que el resto de tu negocio, así que ya estás tardando en llamarnos o contactar con nosotros para que nuestro equipo de diseño pueda hacerte una propuesta que te haga llorar de emoción al ver tus cartas de restaurante nuevas. ¡Consúltanos sin compromiso!

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Navegando, acepta nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
1
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by